La leyenda de que en Apple no entran virus es solo eso: una leyenda. Los Macs, como los ordenadores Windows, también están expuestos a la infección de software malicioso, si bien es cierto que en menor medida que los PCs y dispositivos Android.

Es por esto que los usuarios Apple deben de estar todavía más al acecho y no confiarse. La compañía de la manzana ha diseñado varios sistemas de seguridad que protegen los dispositivos en una primera instancia, como Gatekeeper y Xprotect.

Sin embargo, no perderás nada por darle a tu Mac una capa extra de protección con la instalación de un antivirus. Existen muchas opciones en el mercado, pero para ir sobre seguro, consulta nuestro ranking de los 8 mejores antivirus para Mac.

Además de instalar un antivirus -como Norton Security o Kaspersky Internet Security-, puedes tomar otras medidas de precaución para evitar que tu Mac se infecte o, si ya está infectado, para eliminar definitivamente el contenido malware de tu ordenador o portátil.

En este artículo, te ofrecemos una guía para detectar si tu Mac puede estar en peligro, te explicamos cómo limpiar virus de un Mac y, por último, te damos unas recomendaciones para que tu dispositivo Apple esté siempre libre de contenido maligno.

Cómo saber si tu Mac está infectado: Síntomas y diagnóstico

Sabemos que tu Mac o MacBook es lo que más quieres en este mundo y que querrás protegerlo hasta el fin de sus días. Es por esto que no viene nada mal tener un mínimo de conocimiento sobre lo que puede acortar su vida: los virus.

Igual que nosotros, los Macs también presentan síntomas cuando están “enfermos”. Es bueno conocerlos, ya que esto nos ayudará a detectar las infecciones de malware con más rapidez y podremos atajar inmediatamente el problema.

A continuación, listamos algunos de los indicios que te pueden hacer sospechar que tu ordenador está, en efecto, infectado:

  • Tu Mac va más lento de lo habitual -incluso cuando solo estás realizando tareas básicas- y parece como si se estuviera ejecutando un programa en segundo plano que ralentizara el rendimiento.
  • Ves que tu navegador web tiene una nueva barra de herramientas -a menudo, asegurando que te hará más fácil la búsqueda o la compra online- que tú no has instalado.
  • Al buscar en tu motor de búsqueda de preferencia, eres redirigido a una página completamente aleatoria o los resultados te aparecen en una página que se hace pasar por tu motor de búsqueda preferido.
  • Todos los sitios web están plagados de anuncios, incluso aquellos que no suelen estarlo como Wikipedia.
  • Intentas visitar algunas de tus páginas web preferidas como solías hacer siempre pero eres redirigido a una de esas páginas con spam.
  • Te aparecen ventanas emergentes con anuncios y spam constantemente, incluso cuando no estás navegando por Internet o utilizando un programa con el que puedas relacionarlo.

Cualquiera de estos síntomas puede indicar que ha entrado un virus en tu ordenador, o no. Si experimentas alguno de los puntos anteriores, no asumas inmediatamente que tu Mac está infectado, solo sospéchalo.

Es más, pueden existir otras razones por las cuales los estás experimentando. Por ejemplo, la lentitud en un Mac puede venir provocada por una unidad de disco sin espacio, una memoria caché llena de archivos temporales o porque lleva demasiado tiempo encendido.

Por otro lado, muchos programas completamente legítimos muestran también ventanas pop-up anunciando sus propios productos. Si esto ocurre, por muy fastidioso y molesto que sea, no puede considerarse adware.

En el caso de intuir que ha entrado un virus en tu Mac o MacBook, puedes estar tentado en consultar con Google tu problema. Ahora bien, sobre todo no instales el primer programa que asegure poder solucionarlo.

Seguramente sea malware camuflado en antivirus. Por desgracia, existe una cantidad alarmante de software descargable desde Internet que solo quiere sacarte dinero o infectar todavía más tu Mac, como es el caso de Mac Defender.

Los desarrolladores de estos programas manipulan los resultados de Google para aparecer arriba del todo y parecer un software de fiar. Además, su interfaz suele tener un aspecto convincente y profesional, lo que hace más fácil caer en la trampa.

Cómo saber si tu Mac está infectado: Así actúan los virus más peligrosos

Los virus, el malware, el ransomware y el phishing tienen muchas formas de entrar en un Mac. A continuación, resumimos las vías más habituales por las cuales esto ocurre, que también pueden servirte para diagnosticar si tu Mac está infectado.

  • Software malicioso
  • Archivos falsos
  • Archivos auténticos con malware
  • Herramientas del sistema o de actualización falsas
  • Ayuda técnica falsa

Software malicioso

El software malicioso tiene muchas maneras de colarse en tu ordenador, ya sea porque tú mismo lo has descargado pensando que era un programa legítimo, o bien porque te ha llegado mediante un correo electrónico o incluso a través de un mensaje instantáneo.

Como hemos dicho anteriormente, el malware toma la forma de una aplicación genuina, como por ejemplo un escáner de virus para detectar si tu Mac está infectado. Ve con mucho cuidado también siempre que no descarges un programa desde su web oficial.

Es por esto que, antes de descargar nada, recomendamos echarle un vistazo primero a las listas y reviews de aplicaciones de expertos como las de Macworld España. También puedes pedirle consejo a alguien que conozcas que haya tenido el mismo problema.

Archivos falsos

Los virus también suelen camuflarse como archivos de Word, documentos PDF o imágenes que, al abrirlos sin querer o por curiosidad, acaban por infectar tu ordenador o portátil. Es recomendable, pues, solo abrir aquellos archivos que sabemos qué son.

Hay que ir con cuidado, pues estos ficheros pueden aparecer en nuestro ordenador sin que casi nos demos cuenta y, confiando en que son nuestros, los abrimos sin sospechar qué hay detrás.

Los creadores de malware utilizan una técnica muy simple: cambiar la extensión del archivo infectado. Aunque no suele ser muy difícil ver cuándo se trata de una extensión falsa, lo cierto es que resulta una muy buena táctica para introducir un virus en un Mac.

Archivos auténticos con malware

Otra forma que tienen los virus de entrar en un ordenador es mediante un fallo o agujero en el sistema de seguridad de tu navegador o de programas como un procesador de textos tipo Word o un visor de PDF como Adobe Reader.

En estos casos, un documento o una página web nada sospechosa contiene malware imposible de detectar que consigue introducirse en tu ordenador sin que te des cuenta o incluso crea una brecha en el sistema que compromete la seguridad de tu Mac.

Herramientas del sistema o de actualización falsas

Este tipo de malware se nos presenta en forma de una auténtica actualización mediante un aviso en un falso cuadro de diálogo que aparece en nuestro ordenador mientras estamos navegando por Internet.

Son particularmente habituales las falsas actualizaciones del plug-in de Adobe Flash Player, así como de aplicaciones de optimización del sistema o antivirus.

Ayuda técnica falsa

¿Has recibido alguna vez de bote pronto una llamada del servicio técnico de Apple -o Microsoft- asegurándote que creen que tu ordenador puede estar infectado? Esta ya es una primera señal de alerta para sospechar.

Pero si además, te van dictando uno a uno los pasos a seguir para desinfectarlo, cuelga el teléfono de inmediato: es una trampa. Les estarás abriendo la puerta a que coloquen simultáneamente su malware en tu ordenador.

Cómo protege Apple tu Mac o MacBook

En los últimos años, ha crecido la presencia de malware y virus en productos Apple, aunque en ningún caso puede calificarse como epidemia, ya que el porcentaje de Macs infectados sigue siendo muy pequeño.

Ahora bien, eso no quita que tu Mac o MacBook sea el objetivo de hackers, que desarrollan contenido malicioso y a diario se ingenian nuevas técnicas para infectar el mayor número de dispositivos posible.

Ante esto, Apple ha creado barreras de protección invisibles que pueden proteger tu Mac en una primera instancia. Entre ellas, destacan el File Quarantine o Gatekeeper -dependiendo de qué sistema operativo tengas- y el Xprotect.

File Quarantine o Gatekeeper

Este sistema de seguridad de Apple está diseñado de tal modo que, cuando intentas abrir una aplicación por primera vez después de descargarla, siempre te llegará un aviso especificándote de dónde proviene o cuándo fue que la descargaste.

A continuación, deberás de aceptar manualmente que se abra el archivo, a excepción de aquellos programas obtenidos desde el App Store, que el Mac siempre considera de confianza al proceder directamente de Apple.

En cambio, si el creador de esta aplicación no ha incluido su firma digital en ella -proporcionada por Apple-, tu Mac automáticamente la bloqueará e impedirá que se abra.

Desde el apartado ‘Seguridad y Privacidad’ del panel de ‘Preferencias del Sistema’ puedes configurar tu ordenador para que abra también las aplicaciones de un desarrollador no identificado, pero hay que ir con mucho cuidado.

Xprotect

Apple también incluye en sus ordenadores y portátiles un escáner que de manera automática detectará si un archivo está infectado por un malware que conoce y lo bloqueará a modo de precaución.

A menudo también lo hará con versiones antiguas de software legítimo, como Java o el plug-in de Flash, ya que en muchas ocasiones estas apps son vulnerables a los ataques de malware.

En este sentido, cuando abras por primera vez un archivo, Xprotect lo escaneará y si detecta contenido malicioso, te aparecerá un aviso advirtiéndote de que este fichero contiene un virus. La única opción que tendrás entonces será trasladarlo a la papelera.

Con el tiempo, esta medida de seguridad de Apple ha demostrado ser muy efectiva a la hora de impedir la propagación de malware. Es más, es uno de los responsables de que en Mac entren tan pocos virus.

Qué hacer ante una infección: Cómo eliminar malware en un Mac gratis

Tras diagnosticar que tu Mac o MacBook efectivamente ha sido infectado, pese a los sistemas de seguridad integrados en tu dispositivo Apple, es hora de deshacerse de una vez por todas del contenido malware.

Para hacerlo, existen 10 sencillos pasos a seguir que te presentamos a continuación y desarrollaremos aparte:

  • Protege tus datos bancarios
  • No introduzcas contraseñas
  • No te conectes a Internet
  • Usa el Monitor de Actividad
  • Apaga el Mac y restaura una copia de seguridad
  • Descárgate un escáner de virus
  • Borra la memoria caché
  • Vacía la carpeta de ‘Descargas’
  • Cambia las contraseñas
  • Reinstala el macOS

Paso 1. Protege tus datos bancarios

Al sospechar que un archivo o programa en concreto ha infectado tu Mac, lo primero que debes hacer, obviamente, es eliminarlo de forma permanente: trasládalo primero a la papelera y, finalmente, vacía la papelera.

Pero eso no basta si al adquirir el programa infectado has introducido los datos de tu tarjeta bancaria. Si este es tu caso, deberás contactar de inmediato con tu banco y explicarles la situación.

Quizás consigas que incluso te reembolsen el dinero, pero lo primordial aquí es asegurarte de que tu cuenta bancaria no corre peligro.

Paso 2. No introduzcas contraseñas

Si detectas que tu Mac ha sido infectado, no vuelvas a introducir tu contraseña o claves de acceso por si acaso están utilizando un keylogger oculto -muy presente en malware- que pueda registrar las pulsaciones de tu teclado y memorizarlas.

Además, muchos programas maliciosos también sacan capturas de pantalla de manera periódico y sin que te des cuenta. Es por esto que recomendamos no copiar y pegar las contraseñas de un documento o seleccionar la opción de ‘Mostrar contraseña’.

Paso 3. No te conectes a Internet

Tanto como sea posible, procura no conectarte a Internet. Para desconectar tu ordenador de la red, clica sobre el icono del wifi de la barra superior de tu pantalla y selecciona ‘Desactivar Wi-Fi’, o bien desenchufa el cable Ethernet si estás utilizando un router.

Recomendamos volver a conectarte a Internet solo cuando estés seguro de que el virus ha sido completamente eliminado. Eso evitará que los hackers puedan acceder a más archivos personales de tu ordenador.

Es cierto, sin embargo, que si necesitas instalar alguna herramienta para limpiar los virus de tu Mac, deberás hacerlo desde Internet. Una vez descargado, vuelve a desconectar el wifi o el cable Ethernet.

Paso 4. Usa el Monitor de Actividad

Si estás seguro de que acabas de instalar malware sin querer, mediante una actualización maliciosa o un programa camuflado en otro, deberás utilizar el Monitor de Actividad.

1. Toma nota del nombre de la app infectada.

2. Fuerza la salida de la app haciendo clic derecho sobre el icono y seleccionando ‘Forzar salida’, o utilizando el atajo pulsando a la vez las teclas ‘Comando’ y ‘Q’.

3. A continuación, abre la carpeta de ‘Utilidades’ en la carpeta de ‘Aplicaciones’ y selecciona el programa ‘Monitor de Actividad’.

4. Utiliza la barra de búsqueda de la esquina superior derecha para buscar la app infectada.

5. Una vez localizada, selecciónala, pincha sobre el icono en forma de ‘X’ que verás en la parte izquierda superior y confirma la acción haciendo clic en ‘Forzar salida’.

Por desgracia, la mayoría de desarrolladores de malware conocen este truco e intentan complicar el proceso utilizando un código menos obvio, lo que hace casi imposible localizarlo.

Paso 5. Apaga el Mac y restaura una copia de seguridad

Si puedes, apaga inmediatamente tu Mac cuando creas que el ordenador ha sido infectado. A continuación, restaura una copia de seguridad reciente y anterior a la infección, que podrás recuperar desde tu Time Machine.

Después de restaurar la copia de seguridad, ten cuidado en no volver a abrir el programa o archivo infectado o en no conectar ningún dispositivo de almacenamiento externo -como memorias USB- que conectaste a tu ordenador cuando todavía estaba infectado.

Para limpiar de virus los dispositivos de almacenamiento externos posiblemente infectados, escanéalo utilizando un antivirus en un ordenador Windows. Pese a ser un malware diseñado para Mac, también podrás eliminarlo con un PC.

Paso 6. Descárgate un escáner de virus

Puede que no tengas una copia de seguridad guardada o que, por un motivo u otro, no puedas recuperarla. En este caso, descárgate el escáner gratis Bitdefender Virus Scanner desde el Mac App Store o, mejor aún, la versión completa de Bitdefender Antivirus.

Una vez hayas descargado e instalado el escáner, abre la aplicación y clica sobre el botón ‘Update Definitions’ para actualizar las definiciones de virus. Después, haz clic en el botón ‘Deep Scan’ para escanear el Mac en profundidad.

Solo te quedará seguir las instrucciones en pantalla para permitir al antivirus acceder al disco duro de tu ordenador o portátil.

Paso 7. Borra la memoria caché

Siguiendo con el paso anterior, deberías también borrar la memoria caché de tus navegadores web. Los procedimientos con cada uno de ellos suelen ser parecidos. Lo único que variará será el nombre de las opciones.

En Safari, abre la pestaña ‘Historial’ de la barra superior de la pantalla y haz clic sobre la opción ‘Borrar historial’. En la nueva ventana, selecciona ‘Todo el historial’ del menú desplegable y confirma la acción pinchando en ‘Borrar historial’.

De forma similar, en Google Chrome, abre la pestaña ‘Historial’ de la barra superior y haz clic sobre ‘Borrar historial’. En la página nueva, pincha en el icono de tres barras horizontales y selecciona ‘Borrar datos de navegación’.

Con la opción ‘El origen de los tiempos’ seleccionada, confirma la acción haciendo clic en ‘Borrar datos de navegación’.

Paso 8. Vacía la carpeta de ‘Descargas’

Por precaución, recomendamos trasladar todos los archivos de tu carpeta de ‘Descargas’ a la papelera. A continuación, vacía la papelera haciendo clic sobre el botón ‘Vaciar’.

Paso 9. Cambia las contraseñas

Una vez estés seguro de que tu Mac vuelve a estar libre de virus, cambia todas tus contraseñas, sin ninguna excepción. Eso incluye también las contraseñas que utilices en páginas web, servicios en la nube, programas, etcétera.

Como anunciábamos en el primer paso, sería prudente informar a tu banco sobre lo sucedido para que te aconsejen sobre qué hacer a partir de ahora. A menudo, lo que harán es extremar la vigilancia y darte nuevas claves de acceso.

Paso 10. Reinstala el macOS

Cuando hayas realizado todos los pasos anteriores, y si todavía no estás convencido de haber podido desinfectar del todo tu ordenador, la última opción que tienes a tu alcance es reinstalar tu macOS desde cero.

Para ello, te interesará consultar nuestro tutorial sobre cómo formatear un Mac a sus valores de fábrica y quizás también este otro sobre cómo actualizarlo a la versión de macOS High Sierra.