A la hora de conectar una unidad de disco externa, pendrive, o dispositivo NAS a tu equipo Mac, existen infinidad de posibilidades que dependen en gran medida del modelo de ordenador iMac o MacBook que tengas en tu poder. 

No es lo mismo tener en tus manos uno de los nuevos MacBook Pro de 14 o 16 pulgadas con chips M1 Max y M1 Pro, los cuales incluyen un mayor número de puertos (hasta 3 Thunderbolt 4), que los anteriores MacBook mucho más limitados en conexiones. 

También el puerto de carga MagSafe regresa ahora con la generación MagSafe 3, que ahora luce un diseño actualizado y la posibilidad de cargarlo también mediante USB C. Pero veamos que conectores son más convenientes. 

¿Qué puerto o conexión Mac es mejor utilizar?

Apple reemplazó FireWire con Thunderbolt en los equipos Macs de 2011, y actualizó sus conexiones USB a USB 3.0 a partir de 2021. Thunderbolt se encuentra en su cuarta generación ahora, mientras que USB ha pasado por 3.1 y 3.2 y en camino a la actual 4.0. 

USB 3.0 ofrecía velocidades de datos de 5 gigabits por segundo (Gbps), mientras que la 3.1 añadió un extra de velocidad hasta los 10 Gbps. La versión 3.2 alcanza los 20 Gbps y 4.0 incorpora el estándar de transferencia de datos Thunderbolt 3/4, que permite hasta 40 Gbps. 

El Thunderbolt avanzado con la versión 1 ofrece 10 Gbps, la versión 2 lo lleva a 20 Gbps y la versión 3 a 40 Gbps. (Thunderbolt 4 ofrece extensiones adicionales, algunas de las cuales solo hacen que las funciones obligatorias estén disponibles en Thunderbolt 3, como soporte para concentradores hub, manteniendo la misma velocidad máxima de datos).

Dicho esto, existen tres factores que pueden marcar el tipo de unidad y cable que debes comprar. 

  • ¿Qué puertos aparecen en tu Mac?
  • ¿Necesitas rendimiento de unidad de disco duro (HDD) o SSD? 
  • En el caso de usar un SSD, ¿necesitas el mayor rendimiento posible?
  • ¿A qué distancia puedes situar el disco de tu Mac?

Emparejar puertos en función del rendimiento

Siempre resulta muy útil usar la utilidad de Mactracker gratuita para adivinar el modelo de Mac que puedas tener entre manos, centrándote en la pestaña ‘conexiones’. Sin duda alguna, es una verdadera joya dentro del ecosistema de macOS). 

Ten en cuenta la velocidad indicada para varios puertos. Por ejemplo, el modelo Mac mini de finales de 2014 tiene cuatro puertos USB que admiten 5 Gbps; el Mac mini 2020 M1 tiene dos puertos tipo A que también admiten 5 Gbps (3.1 Gen 1), pero los puertos USB-C manejan USB 3.1 Gen (10 Gbps) y USB 4 más Thunderbolt 3 y 4 (20 Gbps). 

Conviene tener esto en cuenta de cara al rendimiento de la unidad. Un disco duro de 5400 revoluciones por minuto (rpm) puede estar bien para Time Machine u otros propósitos de alta capacidad en los que las velocidades de transferencia no son un problema clave. 

Estas unidades pueden funcionar a aproximadamente 100 megabytes por segundo (MBps) para lectura y escritura. Una unidad "rápida" de 7.200 rpm puede aumentar la velocidad de lectura a 200 MBps, y la escritura a 150 MBps. 

Equipo Mac y conexión USB C

Esto significa que la unidad más rápida de 200 MBps solo puede funcionar a menos de 2 Gbps, y cualquier puerto USB 3 sería suficiente. Puedes usar su puerto más lento en un Mac o un concentrador USB 3 conectado a él, y alcanzar la velocidad máxima posible. 

De esta forma, es posible comprar un SSD bastante asequible que tenga una interfaz SATA interna y no ofrezca más de 600 MBps, lo que está por debajo de la velocidad de referencia de 5 Gbps de cualquier puerto USB 3. 

Una unidad con USB 3.1 Gen 2 (10 Gbps) podría ofrecer resultados ligeramente mejores si se combina con un puerto que ofrezca dichas velocidades. 

Para un mejor rendimiento, como pueda ser un volumen de disco con arranque del sistema o para edición de vídeo, usar un SSD basado en NVMe o PCIe puede permitir alcanzar velocidades de 1000 a 3000 MBps o de 8 a 24 Gbps. 

Las unidades y matrices más nuevas podrán funcionar aún más rápido. USB 4 a 20 Gbps o Thunderbolt a 20 o 40 Gbps es la única opción razonable para evitar los cuellos de botella que puedan producirse en la unidad, impidiendo que pueda aprovechar la capacidad máxima. 

Que tipo de cable es el más adecuado

Aunque el apartado de las conexiones resulta ser de vital importancia, no menos interesante es el tipo de cable que vayas a utilizar, pues podría estar limitando las velocidades que pueden soportar los puertos de tu ordenador o la de los dispositivos externos conectados. 

Necesitarás usar un cable del tipo adecuado para alcanzar las velocidades máximas. Para velocidades más bajas, también puedes optar por comprar un cable menos costoso que solo entregue la velocidad de datos requerida y así evitar el gasto excesivo. 

Si bien, las opciones pueden ser complicadas para USB y Thunderbolt cuando estás usando un cable para datos y para cargar un portátil, con unidades SSD alimentadas por adaptador, no necesitarás preocuparte de si un cable puede exceder un nivel máximo de potencia, normalmente 15 vatios. 

A continuación, ofrecemos más detalles: 

  • Para velocidades de 5 Gbps a través de USB 3, cualquier cable SuperSpeed (por sí mismo) o SuperSpeed / SS USB 5 Gbps servirá, las dos generaciones de marcas del grupo comercial USB para cables de 5 Gbps. 

Puedes encontrar cables de 5 Gbps que tengan el tipo A en un extremo para conectarlos a un ordenador; por el otro, 3.0 Tipo B (como el 2.0 cuadrado con una protuberancia en la parte inferior) o 3.0 Micro B, una versión más ancha del 2.0 Micro B que se mantiene en algunos auriculares o e-readers. 

  • Para velocidades de 10 Gbps a través de USB, busca un cable con el logotipo de SuperSpeed + o SuperSpeed / SS USB 10 Gbps. Estos cables pueden tener un conector Tipo A o USB C en el lado del ordenador, y un conector 3.0 Tipo B, 1.0 Micro B o USB C en el extremo de la unidad. 
  • Para 20 Gbps a través de USB, el cable que necesitas usar debe estar etiquetado como SuperSpeed / SS USB 20 Gbps. Estos cables deben tener conectores USB C en ambos extremos. 
  • Para 20 Gbps sobre Thunderbolt 3 0 4, puedes usar un cable pasivo etiquetado para Thunderbolt 3 o 4 en longitudes de hasta 2 metros máximo. 
  • Para 40 Gbps sobre Thunderbolt 3 o 4, puedes usar un cable pasivo Thunderbolt 3 o 4 de medio metro, o bien, un cable activo de hasta 2 metros de largo. 

Los precios pueden ser sustancialmente diferentes. Intenta encontrar el cable más corto que te proporcione la velocidad más alta, si es lo que necesitas, con el fin de no pagar por un extra que no vayas a utilizar. 

Consulta los precios de venta al público de estas opciones de cables que ofrecen un buen resultado y a precios muy competitivos. 

En líneas generales, podrás conectar cualquier cable USB 3 o 4, o Thunderbolt 3 o 4, desde una unidad a tu Mac o concentrador hub, al que tengas conectado tu equipo y lograr la velocidad de datos más alta según el tipo de cable y la distancia. 

La única situación donde podrás encontrarte con algún que otro problema es si mezclas y combinas cables USB y Thunderbolt con un MacBook de 12 pulgadas cuya configuración haya sido  discontinuada que apareció por primera vez en 2015. 

Ese era el único Mac que tenía un controlador de host solo USB 3.1 y no Thunderbolt 3, de manera que si conectas un cable Thunderbolt 3 entre este y un dispositivo Thunderbolt 3, no habrá comunicación. 

En su lugar, funcionará un cable solo USB 3 o un USB 4 / Thunderbolt 4 más nuevo.

El artículo original fue publicado en Macworld US.