Llevas horas trabajando en un artículo o en un trabajo para clase, estás redactando un texto para un concurso literario o redactando un informe que tendrás que presentar mañana en una reunión a primera hora.

De repente, el color de tu rostro palidece, tu corazón se acelera y entras en pánico: Microsoft Word se ha cerrado (o lo has cerrado sin querer), y no se ha guardado el documento en el que estabas trabajando.

¿Te suena la situación? Seguramente a todos nos ha pasado al menos una vez. Y seguramente también si has llegado hasta este artículo es porque te acaba de pasar: crees haber perdido el documento Word no guardado.

Estás en el sitio correcto. A continuación te ofrecemos una serie de consejos o trucos mediante los cuales podrías recuperar ese documento Word sin guardar que crees haber perdido.

Si lo deseas, puedes leer nuestro artículo: cómo descargar Microsoft Word gratis.

Truco 1. Chequea la papelera

En algunos casos, puede que el archivo se haya perdido porque lo hayas borrado sin querer. A veces puede pasar si andamos con mucha prisa y cerramos varios documentos a la vez, incluido aquel que deberías haber guardado.

En este caso, la solución es simple: dirígete a la papelera que encontrarás en el Dock y ábrela haciendo clic. Aparecerán en ella todos los archivos eliminados. Puedes arrastrar el archivo que quieres recuperar de nuevo al escritorio.

De este modo habrás recuperado el documento Word perdido.

Truco 2. Recupera documentos Word perdidos utilizando Time Machine

Si todo está funcionando correctamente es muy difícil perder un archivo en Word. La función de autoguardado significa que en caso de que suceda algún accidente deberías seguir pudiendo recuperar el documento Word (puede que no lo que hayas escrito en los últimos diez minutos).

No obstante, hay ocasiones en las que las cosas no funcionan como deberían, y en ese caso tendrás que recurrir a sus copias de seguridad. Si utilizas Time Machine para hacer copias de seguridad de tu Mac, podrás volver a la versión anterior cuando el archivo aún esté en tu sistema.

Si por desgracia no estabas haciendo copias de seguridad, te recomendamos que empieces a hacerlas cuanto antes. Los Mac son ordenadores muy fiables, pero siempre existe el riesgo de que algo salga mal. Es mejor protegerse contra posibles desastres.

Truco 3. Busca el archivo perdido en la carpeta de Word de autorrecuperación

La aplicación de Word para Mac viene con una herramienta de autoguardado que viene activada de forma predeterminada. Esto significa que Word guarda automáticamente los documentos en los que trabajas incluso antes de que tu hagas clic en el botón de ‘Guardar’.

No obstante, para que el autoguardado funcione tendrás que haber guardado antes el documento con un nombre. Después, Word irá guardando copias cada diez minutos añadiendo los cambios que vayas realizando.

Si el documento se ha perdido porque tu ordenador o software se cerró de forma inesperada, al volver a abrir Word aparecerá un mensaje en el que se te pregunta si quieres iniciar desde el archivo recuperado.

Pero si por algún casual no aparece este mensaje, puedes también intentar encontrar el archivo perdido en la carpeta de autoguardado.

Para encontrar la carpeta de autoguardado de Microsoft Word:

  1. Haz clic en la opción de ‘Archivo’ en la barra del menú y busca ‘Autorrecuperación’.

  2. Si utilizas Microsoft Word a menudo, puede que encuentres diferentes archivos en esta carpeta. Chequea las fechas de los archivos para saber cuál es el que te interesa.

  3. Cuando hayas encontrado el documento haz clic para abrirlo y recuerda guardarlo antes de nada con otro nombre.

Sin embargo, puede que el archivo no aparezca en la carpeta de autorrecuperación por algún motivo determinado. El problema suele ser que a veces el archivo de autorrecuperación se encuentra en una carpeta que no es visible de forma predeterminada.

No obstante, sigue habiendo formas de localizar este archivo perdido de Word en Mac.

  1. Ve al ‘Finder’ y presiona ‘Alt’ mientras seleccionas ‘Ir’ en el menú superior. De este modo podrás ver la biblioteca del Mac, (si no mantienes ‘Alt’ presionado desaparecerá).

  2. Ve a las carpetas: ‘Soporte de aplicaciones > Microsoft > Office > Office 2011 autorrecuperación’.

  3. Dentro de la última de las carpetas, deberías poder encontrar el archivo que estás buscando.

Truco 4. Busca en la carpeta de ‘Archivos temporales’

Tu Mac tiene también una carpeta que podría estar guardando archivos temporales. Esta carpeta es bastante fácil de encontrar: ‘Aplicaciones > Utilidades > Terminal’, o busca directamente ‘Terminal’ tras haber presionado ‘Comando + Espacio’.

  1. Abre ‘Terminal’
  2. Escribe: ‘open $TMPDIR’
  3. Presiona ‘Enter’

En esta carpeta deberías de poder encontrar otra carpeta con el nombre de ‘Archivos temporales’. Puede también que el documento que creías haber perdido se encuentre en ella.

Consejos para evitar perder documentos de Word sin guardar

Consejo 1. Guarda siempre

Guarda al empezar a escribir, para que tu Mac pueda llevar a cabo la función de autoguardar. No obstante, te recomendamos que cliques sobre el icono de ‘Guardar’ con toda la frecuencia que puedas.

Consejo 2. Cambia la frecuencia del autoguardado

Algo que debes saber es que puedes decidir la frecuencia de los guardados automáticos de Word para Mac. Vienen configurados por defecto a que se realicen en intervalos de diez minutos, aunque si lo deseas puedes cambiar este intervalo de tiempo.

Cuando abras Word, en el menú de la barra superior de la pantalla, haz clic en ‘Word’. Aparecerá un menú desplegable, selecciona ‘Preferencias’ y, a continuación haz clic sobre ‘Salido y uso compartido’.

Verás, entre otras opciones, el icono de ‘guardar’. Haz clic sobre este icono y podrás ajustar el tiempo entre guardados introduciendo el número de minutos que deseas en la casilla ‘Guardar cada X minutos’.

Aunque puede que sea tentador hacer que estos guardados automáticos se realicen cada minuto, hay que tener en cuenta que el rendimiento de Word se verá ralentizado ligeramente, especialmente si estás trabajando en un archivo grande.