Mantener la privacidad y seguridad de los datos se ha vuelto de suma importancia para todos, pero no menos relevante debe ser garantizar la seguridad en tu equipo Mac. Es por ello que hemos preparado este artículo de trucos y consejos para reforzar la seguridad de tu Mac. 

De un tiempo a esta parte, el ecosistema de Apple se ha vuelto más atractivo para los ciberatacantes, lo que ha propiciado que nos enfrentemos a todo tipo de amenazas y vulnerabilidades en forma de malware, virus, adware, ransomware, o phishing, entre otros.

Apple es consciente de esta nueva situación, para lo que ha optado por aplicar nuevas medidas a sus equipos, como la inclusión del coprocesador Secure Enclave del chip Apple T2 presente en los nuevos modelos iMac Pro y MacBook Pro.

Este mismo chip es la base de Touch ID, permitiendo un inicio seguro y capacidades avanzadas de almacenamiento cifrado. Pero estas novedades vienen dadas por los equipos Mac más modernos. ¿Qué sucede con los anteriores?

Y es que en líneas generales, el usuario le presta poca atención o ninguna, a los ajustes de seguridad que por defecto nos ofrece un sistema operativo como macOS. A continuación, te ofrecemos toda una serie de consejos y herramientas que debes revisar en tu Mac.

Te recomendamos que actualices a la versión de tu macOS siempre que Apple emita actualizaciones de seguridad, como la del pasado 22 de enero que solucionaba una vulnerabilidad encontrada en el sistema operativo.

Consulta aquí todas las novedades de macOS Mojave, el nuevo sistema operativo de Apple

Apple suele reaccionar rápido ante la aparición de cualquier tipo de amenaza, y en ocasiones, puede ser necesario llevar a cabo algún tipo de cambio. Con el malware Mac CookieMiner, Apple recomienda borrar el caché del navegador Chrome después de iniciar sesión en tu cuenta bancaria.

A continuación, encontrarás toda una serie de consejos que harás que tu Mac sea más seguro que antes, de cara a proteger tus datos, tu privacidad y tu equipo y sus conexiones.

Ajustes de seguridad y privacidad

Empecemos con los ajustes más básicos del Mac que debes comprobar para garantizar que la seguridad sea transparente. Para familiarizarte con los controles, accede al panel de ‘Seguridad y privacidad’ de tu Mac ubicado en ‘Preferencias del Sistema’.

  1. Abre ‘Preferencias del Sistema’. Puedes acceder desde el menú Apple ubicado en la parte superior izquierda de tu pantalla.
  2. Haz clic en ‘Seguridad y privacidad’.
  3. Verás las pestañas de ‘General’, ‘FileVault’, ‘Firewall’ y ‘Privacidad’.
  4. Para cambiar cualquiera de estas configuraciones, deberás hacer clic en el candado en la parte inferior de la pantalla y escribir tu nombre de usuario y contraseña.

Si dispones de una cuenta de administrador, podrás realizar cambios que afectarán a todo el Mac. De lo contrario, solo se aplicarán a tu cuenta.

Activar el firewall

El primer paso para proteger cualquier Mac es habilitar el firewall, elemento que bloquea cualquier conexión de red entrante no deseada. Puedes llegar a pensar que el firewall está habilitado de forma predeterminada, pero a menudo no lo está.

Por suerte, habilitarlo es muy fácil y te enseñamos cómo hacerlo en tu Mac.



1. Haz clic en la pestaña ‘Firewall’ en el panel de ‘Preferencias del Sistema> Seguridad y privacidad’ que acabamos de abrir.

  1. Haz clic en el icono del candado ubicado en la parte inferior izquierda para desbloquear la configuración del sistema (deberás introducir tu contraseña de inicio de sesión).
    3. Haz clic en el botón ‘Activar Firewall’.
  2. Luego, puedes acceder a ‘Opciones de firewall’ y en el cuadro de diálogo que aparece, haz clic en el cuadro de ‘Habilitar modo encubierto’.
  3. Luego haz clic en el botón ‘Opciones de firewall’ y, en el cuadro de diálogo que aparece, haz clic en el cuadro ‘Habilitar modo invisible’. Este último paso significa que tu Mac será prácticamente invisible a las redes públicas, como la conexión wifi compartida en un bar.
  4. Utilizando el símbolo de ‘+’ puedes acceder a una completa lista de aplicaciones y servicios que pueden recibir conexiones entrantes. Para agregar uno a la lista, prueba a ejecutar una aplicación.

Es importante tener en cuenta que el firewall de macOS, aunque es útil, ofrece solo una protección limitada contra el malware. Tan solo protege del tráfico entrante. Su trabajo se limita a supervisar qué aplicaciones y servicios pueden ser aceptados como tráfico entrante.

Así, no proporciona ningún control sobre las conexiones salientes, es decir, aplicaciones y servicios que inician nuevas conexiones. Si por ejemplo existe una pieza de malware en el equipo, el Firewall de OS X no impedirá que puedas conectarte a Internet.

Afortunadamente, existen aplicaciones de terceros como las ofrecidas por los grandes fabricantes de sistemas antivirus, que disponen de herramientas anti-malware para hacer el trabajo de forma efectiva.

Consulta nuestro artículo sobre los 10 mejores antivirus para Mac en 2019.

Usar una contraseña fuerte

Si regresamos a la primera pestaña de ‘Seguridad y privacidad’, nos encontramos con la opción de ‘General’. Existen tres aspectos aquí a los que debes prestar especial atención.

El primero de ellos es el que permite establecer una contraseña para la cuenta si aún no lo has hecho, o cambiar tu contraseña si consideras que es necesario. Debes tener una contraseña previamente.

Aquí puedes marcar o desmarcar la opción de requerir o no contraseña para desbloquear el Mac una vez que el equipo se apaga o se encuentra con el protector de pantalla activado. Si trabajas en una oficina o en un lugar público, considera marcar esta opción.

También existe la posibilidad de ‘Desactivar el inicio de sesión automático’, con lo que no tendrás que ingresar la contraseña cada vez que inicies tu Mac. Esta elección la desaconsejamos por completo, puesto que cualquier persona tendría acceso a tu Mac.

Existe otra posibilidad adicional, mediante la cual, puedes utilizar tu Apple Watch para desbloquear el Mac en el caso que dispongas de uno. Bastará con usar tu Apple Watch (que se encuentre desbloqueado) para hacer login también en macOS.

Aprovechando que estamos abordando el tema de contraseñas, te recordamos que las buenas y consideradas fuertes deben ser difíciles de recordar. Siempre puedes recurrir al uso de programas administradores de contraseñas como 1Password o Kaspersky Password Manager.

Preferencias de descarga de aplicaciones

Como verás, dentro de la misma pestaña de ‘General’ que estamos abordando, en la parte inferior de abajo puedes encontrar dos opciones relacionadas con las aplicaciones que pueden ejecutarse en el Mac.

La opción más segura, pero también la más limitada, es permitir que solo se ejecuten o instalen las aplicaciones procedentes de la App Store. La otra opción añade el permiso de poder ejecutar aplicaciones procedentes de desarrolladores identificados.

En versiones anteriores de macOS había una opción para permitir aplicaciones desde cualquier lugar. Si te aparece esta opción, te recomendamos que no la utilices. Podrás ejecutar una aplicación que no provenga de la App Store, pero tendrás que aprobarla previamente.

Activar FileVault

Con FileVault activado, todos los archivos de tu cuenta de usuario estarán cifrados o encriptados. Para descifrarlos, deberás introducir la contraseña de tu cuenta o la clave de recuperación creada cuando activaste FileVault.

Para la mayoría de usuarios, el inconveniente de tener que escribir una contraseña para abrir un archivo, junto con el tiempo que lleva inicialmente cifrar los datos, supera las ventajas de seguridad ofrecidas.

Pero si tienes motivos para mantener seguros los datos o la información almacenada en el Mac por pertenecer a una organización, activa FileVault.  

Comprobar la configuración de privacidad

La última pestaña que puedes encontrar dentro de ‘Seguridad y privacidad’ cubre varios controles y aspectos diferentes. Estos son enumerados en la ventana de la izquierda del panel, como puedes apreciar en la imagen que acompaña.

Los servicios de ubicación te permiten controlar qué aplicaciones tienen acceso a los datos de tu ubicación. Aquí puedes desactivar por completo los servicios de ubicación e impedir que aplicaciones individuales accedan a los datos.

Del mismo modo, ‘Contactos’, ‘Calendario’ y ‘Recordatorios’ te permiten especificar qué aplicaciones de tu Mac pueden acceder a la información almacenada en estas aplicaciones principales de macOS X.

Si haces clic en ‘Fotos’, verás todas las aplicaciones que han solicitado acceso a tu biblioteca de fotos. Si has agregado detalles de redes sociales como Twitter, Facebook o LinkedIn al panel de preferencias, podrás controlar qué aplicaciones tienen acceso a ellas.

Finalmente, una opción que fue incorporada en macOS High Sierra fue ‘Análisis’, que permite que los desarrolladores de aplicaciones y Apple puedan mejorar sus productos basándose en los datos recopilados sobre el uso de las aplicaciones. Puedes decidir desde aquí si compartirlos o no.

Configurar la privacidad de Safari

Lejos de las preferencias comentadas del sistema operativo, Safari tiene varias posibilidades de configuración asociadas a la privacidad. Vamos a navegar por todas ellas para que puedas realizar los ajustes apropiados.

La primera es ‘Nueva ventana privada’ a la que puedes acceder desde el menú ‘Archivo’ o con la configuración de teclas ‘May + Comando + N’. De esta forma, podrás navegar por páginas web en modo incógnito o navegación privada sin dejar rastro.

El segundo está asociado a ‘Borrar historial’ en el menú Safari. Si lo utilizas periódicamente, podrás borrar las cookies y otros datos almacenados en caché de los sitios que visitas, asegurándote que quedan eliminados del menú ‘Historial’.

Dentro de las preferencias de Safari, podrás encontrar diversas pestañas de aspectos de seguridad entre las que se encuentra la de ‘Privacidad’. Pulsa sobre ella y podrás evitar que los sitios web visitados rastreen o controlen qué sitios pueden almacenar cookies de tu Mac.

Si te preocupa que el nombre de usuario y las contraseñas de una página web determinada queden almacenadas, acude a la sección de ‘Autorelleno y contraseñas’. Puedes desactivar las distintas opciones de estos servicios en función de tus preferencias.

Uso compartido de impresoras, inicio de sesión y gestión remota

Compartir impresoras: Puedes compartir cualquier impresora conectada a tu Mac con otros equipos conectados a la red, incluyendo los nuevos PC con Windows. Dentro de ‘Preferencias del sistema’ acude a la función de ‘Compartir’ y activa el servicio ‘Compartir impresora’. Aquí aparecerán las localizadas y sus opciones de compartir.

Inicio de sesión remoto: Esta opción permite la conexión a tu Mac a través de protocolos SSH / SFTP y, en su mayoría, es utilizada por los servicios técnicos para dar soporte en remoto a través de comandos. Debes desactivarlo si entiendes que no va a ser utilizado.

Administración remota: Es utilizado en entornos corporativos o de empresa para permitir que los administradores accedan al Mac para desplegar actualizaciones o corregir errores. En el resto de circunstancias, deberías desactivarlo si no es tu caso.

Aplicar contraseña al firmware 

El sistema macOS activa el cifrado de FileVault por defecto en las versiones actuales, lo que significa que todo el disco de arranque está cifrado y es imposible acceder a él, a menos que lo desbloquees al iniciar sesión con tu contraseña de usuario.

Eso no impide que alguien utilice un dispositivo de memoria USB para iniciar el Mac y, potencialmente, borrar todos los datos del disco duro. La solución pasa por aplicar una contraseña de firmware.

A diferencia de la llamada contraseña de BIOS de un PC, la solicitud de contraseña del firmware de Mac solo aparecerá si alguien intenta arrancar tu Mac de una forma no estándar, es decir, a través de una memoria USB, o desde otro ordenador.

Debes acceder a la ‘Consola de recuperación’ para activarlo. Para ello, reinicia tu equipo y justo antes de que aparezca el logotipo de Apple, presiona y mantén presionadas las teclas de ‘Comando + R’.

Selecciona tu idioma y ubicación cuando el Mac te lo pida y luego haz clic en el menú de ‘Utilidades > Utilidad de contraseña de firmware’. Sigue las instrucciones y procura no olvidarla pues si te sucede, solo Apple podrá desbloquear tu equipo.

Habilitar usuario invitado

La cuenta de invitado, según palabras de Apple, funciona con ‘Buscar mi Mac con iCloud’, con el fin de poder ayudarte a encontrar tu MacBook si te lo dejas en algún lado o te lo roban.

Permite ubicar tu Mac si alguien lo encuentra, inicia sesión como invitado y utiliza Safari para acceder a Internet.

Es por este motivo que no debes desactivar la cuenta de invitado, y si no la tienes, habilitarla de inmediato. También debe estar asociada a la cuenta de iCloud. Aquí te enseñamos cómo funciona iCloud. 

Escanear en busca de malware

Aunque es cierto que hay más programas maliciosos dirigidos a equipos Windows que Mac, las cosas han cambiado en los últimos años de manera significativa. Todavía no alcanza el mismo porcentaje de ataques, pero ya empieza a ser preocupante en toda la comunidad.

Esto no quita que te recomendemos encarecidamente el uso de algún tipo de software antimalware que se centre principalmente en descubrir y eliminar programas publicitarios, es decir, código oculto en ciertas aplicaciones que tiene como objetivo capturar información para mostrarte anuncios asociados.

Gracias a las últimas versiones de macOS, especialmente a partir de OS Mojave, los equipos ya cuentan con una potente herramienta antimalware invisible, siempre en ejecución, conocida como Xprotec.

Sin embargo, para una mayor tranquilidad, puedes optar por adquirir algunas de las herramientas de seguridad planteadas por los grandes fabricantes del mercado de la ciberseguridad.

Consulta aquí nuestro reportaje sobre ¿Tienen virus los Mac? ¿Debo instalar un antivirus en Mac?.