Los Macs de Apple tienen un hardware impresionante, pero hay un área en particular donde fallan: la webcam. Es cierto que la compañía ha mejorado la cámara de sus ordenadores en el nuevo iMac de 27”, pero en el resto sigue dejando mucho que desear.

Si algo hemos hecho durante esta pandemia es videollamadas. Se han convertido en una parte esencial de nuestro día a día, ya sea para mantener el contacto con nuestros familiares y amigos o para hacer reuniones de trabajo virtuales.

Es más, parece que han llegado para quedarse. Entonces, ¿es posible mejorar la calidad de vídeo del Mac sin tener que comprar una webcam aparte? La respuesta es afirmativa: solo necesitarás tu iPhone y una app que permita vincular su cámara a tu Mac.

Cómo convertir tu iPhone en una cámara web

Existen varias apps a nuestro alcance para poder usar el iPhone como cámara web. Dos de las más populares son EpocCam y Reincubate Camo, aunque en este caso recomendamos más la segunda al ofrecer mejores prestaciones gratuitas.

Una vez hayas instalado la app Camo en tu iPhone, deberás descargar la app para Mac correspondiente desde su página web. Aquí también encontrarás las instrucciones para su instalación correcta en ambos dispositivos.

Para vincular ambas apps, deberás abrir primero el programa para Mac y luego conectar tu iPhone con un cable a tu MacBook o iMac. Te aparecerá un mensaje para darle permiso, así que acepta. Luego ya verás que tu cara aparece en la pantalla de tu ordenador.

Usar iPhone como cámara web para Mac

Si bien es cierto que la versión gratuita tiene ciertas limitaciones, lo importante es que podrás hacer videollamadas y usar la cámara de tu iPhone a una calidad de 720p HD. Para controlar la interfaz, deberás usar tu Mac y los cambios se realizarán también en tu móvil.

Usar iPhone como cámara web para Mac

A la parte de arriba de la columna de la izquierda, podrás cambiar los ajustes. Por ejemplo, podrás elegir que tu iPhone sea utilizado como cámara activa (en el menú ‘Source’), o también si prefieres que se empleen las lentes traseras o delanteras.

Hay una opción para cambiar la resolución. Como hemos dicho, por defecto esta es de 720p HD. Si quieres subirla a 1080p FHD, deberás pagar por la versión Pro, que tiene un precio de 41,13 €. Puedes pasarte a la versión premium desde la propia app.

Además de mejor calidad de vídeo, la versión de pago te permite invertir la cámara, quitar la marca de agua de Camo, utilizar el flash para una mejor iluminación, así como varios controles de color, tono, etcétera.

Dicho esto, a nuestro parecer la opción gratuita es una excelente opción, especialmente si no te molesta la marca de agua (muy sutil). Camo es compatible con muchos programas de videollamadas, como Zoom, Meet, Microsoft Teams, Slack, Skype, Twitch… Eso sí, no es compatible con FaceTime o videollamadas desde Safari.

Hemos usado Zoom para probar la app y nos hemos encontrado con que hemos tenido que actualizar el programa o la opción de la cámara de Camo no nos salía. Una vez hecho, basta con ir a los ajustes de Zoom y seleccionarla.

Usar iPhone como cámara web para Mac

Usar iPhone como cámara web para Mac

Obviamente, esto es solo un truco para no tener que comprar una cámara web expresamente, pero tiene sus inconvenientes. Si prefieres apostar por el modo tradicional, no te pierdas nuestra selección de mejores webcam para Mac.